domingo, 27 de febrero de 2011

Bedevilled (Corea del Sur, 2010)


Año: 2010
País: Corea del Sur
Director: Jang Cheol-soo
Duración: 115 minutos.
Género: Drama, Thriller, Slasher, Terror.
Protagonistas: Seo Yeong-Hee,
Ji Seong-won, Baek Soo-ryeon.

El debut en la dirección de Jang Cheol-soo, quien fuera ayudante de dirección de Kim Ki-duk, es una sólida y sórdida película que levantará ampollas con su tratamiento de la violencia, tanto física como psíquica en el entorno rural de Corea.

Indiferente a todo lo que le rodea, Hae-won, empleada de banca, se ha visto inmersa casi simultáneamente en un intento de homicidio y un conflicto laboral. Obligada a tomarse un descanso, decidirá relajarse pasando unos días en otro ambiente, en una apartada isla donde vivieron sus abuelos y permanece todavía su amiga de la infancia, Bok-nam. Sorprendentemente con su vuelta verá cómo el resto del pueblo trata a su amiga como a una auténtica esclava y ahí dará comienzo este espeluznante relato de la Corea más negra y profunda en la que la venganza se sirve a pleno sol. Bok-nam, desesperada, le pide a Hae-won que la ayude a escapar de allí junto con su hija, a la que no quiere ver vivir como lo está haciendo ella, pero Hae-won prefiere no involucrarse. Esa decisión terminará con una Bok-nam desesperada que tendrá que tomar una drástica decisión.

¿Existe gente amable? Es una de las frases más significativas de esta película. Nos situamos en una inhóspita isla que, al igual que ocurría en El Bosque de M. Night Shyamalan, esconde -en base a una serie de factores y elementos- un secreto. El maltrato, abusos sexuales y de poder, vejaciones y desprecio son sólo parte de ese secreto. Todo acompañado de una atmósfera que se va tornando cada vez más oscura, a base de malos rollos y situaciones que así lo propician -incluidos los cambios climáticos-. Muy logrado todo, de verdad que consigue transmitir tanto el sufrimiento como la fortaleza de la protagonista.

Nuestra protagonista, Bok-nam, tiene una gran necesidad de afecto, debido al abandono que tiene por parte del resto de los habitantes de la isla, quienes la maltratan, tanto física como psicológicamente y la tratan como si fuera su esclava. Ya esté sucia, desaliñada, harapienta, no importa, sólo es un elemento de uso (para labores rurales y deseos carnales -si no hay otra opción-). Es, en definitiva, una persona ‘acosada' (bedevilled) literalmente, que no tiene otra opción que aguantar lo que le viene encima por su hija, a la que no quiere que le pase lo mismo. Su única esperanza es viajar a Seúl, donde poder empezar una nueva vida. Y para ello necesita de la ayuda de su amiga, con la que ha mantenido contacto por carta. Descubriremos y asimilaremos los sentimientos (y su evolución) metiéndonos de lleno en la mente de Bok-nam, para poder imaginar -y desear, todo sea dicho de paso- un desenlace acorde con el malestar que el personaje logrará transmitirnos.

Por lo que habéis leído hasta el momento, podéis imaginar que es una película dura y cargada de emociones. Y así será durante la primera parte, donde en un ritmo bastante distinto de lo que será la segunda parte, se nos presenta a los personajes, con su forma de ser y de relacionarse -y donde podremos hacernos idea de la razón y el pensamiento de cada uno, algo que está muy logrado-, para luego cambiar, en la segunda parte, hacia el verdadero slasher. No añadiré mucho más porque prefiero que, aunque suene un tanto sádico, "disfrutéis" tanto con esos grandes momentos de violencia -con alguna que otra frase de humor negro, pero muy elocuente- como lo hice yo.

Unas interpretaciones que traspasan la pantalla. En Bedevilled más allá de las grandes producciones y los grandes decorados nos encontraremos con una película donde lo que brillan son interpretaciones de todo el elenco, el cual consigue que nos posicionemos desde el primer momento y observemos esa faceta por encima de todo. Si habéis visto La Niebla (2008) de Frank Darabont, podréis entender el odio y la impotencia que se siente ante uno de los personajes, que me recordó muchísimo al papel de Marcia Gay Harden como la Sra. Carmody (aquella odiosa santurrona que, por gracia divina, dictaba lo que había que hacer).

La protagonista de esta historia seguramente os suene si habéis visto otra magnífica ópera prima titulada The Chaser. Así es, aunque la encontréis algo cambiada en este papel, es la mismísima Seo Yeong-hee. Si las interpretaciones femeninas son geniales, no sería justo obviar los papeles del elenco masculino de la película, pues desde el primer momento observamos cómo en esa isla sigue habiendo diferenciación por sexos. Las mujeres se dedican a las labores manuales del campo, y los hombres sólo ayudan aportando su "fuerza bruta" y sus conocimientos de bricolaje. Algo que hoy día parece increíble, pero que por desgracia en muchos lugares sigue ocurriendo. Una magnifica fotografía y recreación del ambiente rural completan esta desgarradora Bedevilled que seguro, no os dejará indiferentes en un curioso contraste entre lo rural y lo urbano.

Lo mejor: La interpretación y el desarrollo de los personajes, sobre todo de la protagonista (Bok-nam, la amiga que siguió viviendo en la isla). La "buena" atmósfera que rodea al film, que consigue que empaticemos con Bok-nam y vivamos su experiencia.
Lo peor: No consigo encontrarle nada negativo.

1 comentario:

  1. lo peor: los 10 minutos finales. No estropea el resto de la pelicula, pero sobraban.

    ResponderEliminar